Warning: Estás usando un navegador obsoleto. Por favor, cambia a uno más actual como Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Diferencia entre seguro de viaje y seguro médico internacional


December 19, 2016
 

La diferencia entre seguro de viaje y seguro internacional de salud es una fuente de confusión para muchos. Aunque los dos se dirigen a personas que van a pasar tiempo en el extranjero, el nivel de cobertura y la finalidad de cada plan es significativamente diferente. No entender esta diferencia puede dejarte en una situación difícil cuando estés en el extranjero.

Un seguro internacional de salud está diseñado para ofrecer una cobertura exhaustiva para atención médica a aquellos que se trasladan desde su país de origen para un periodo de tiempo largo, mientras que un seguro de viaje pretende ofrecer cobertura para tratamientos de emergencia mientras se está en otro país durante un periodo de tiempo corto.

Un seguro de viaje está diseñado para cubrirte durante viajes de duración limitada. Está orientado a turistas y viajes cortos al extranjero, y ofrece protección contra problemas relacionados con los viajes, como:

  • Cancelaciones
  • Pérdida de equipaje
  • Pérdida de pertenencias personales
  • Tratamiento médico de emergencia

Mucha gente cree que un seguro de viaje convencional proporciona la cobertura adecuada en un país extranjero, pero no es consciente de sus limitaciones.

En cuanto a cobertura médica, el propósito de un seguro de viaje es ofrecer cobertura para tratamiento médico de emergencia a corto plazo, en tu área geográfica de cobertura específica.  Su finalidad es que te recuperes lo suficiente para volver a casa.

Si lo necesitas, el seguro de viaje no te cubrirá tratamiento médico a largo plazo. En este caso, normalmente se espera que vuelvas a tu país y allí continúe el tratamiento una vez que seas médicamente apto para ello. La cobertura termina cuando regresas a tu país de residencia.

Un seguro médico internacional está diseñado para aquellos que viven o trabajan en el extranjero durante un tiempo prolongado. Cubre tanto tratamientos de emergencia como atención médica cotidiana, y proporciona a los expatriados flexibilidad en cuanto a elección de médico y hospital, con la facilidad de recibir tratamiento en cualquier país de tu área de cobertura.

Para los que se trasladan o tienen una casa en el extranjero, y desearían cobertura médica completa tanto en su país de origen como en otros países en los que pasan tiempo frecuentemente, un seguro internacional de salud será necesario.

Cuando tengas una emergencia médica o necesites atención médica cotidiana en un país en el que no estás familiarizado con el sistema público de salud y donde no hablas el idioma, un seguro médico internacional te garantiza la atención médica que necesitas.

La cobertura de un seguro internacional de salud varía dependiendo de los planes seleccionados, pero normalmente incluye:

  • Estancia en hospital
  • Revisiones médicas rutinarias
  • Cobertura para enfermedades preexistentes
  • Cobertura para enfermedades crónicas
  • Elección de proveedores médicos

Nuestros planes estándar son modulares, por lo que puede escoger la combinación de cobertura que mejor se adapte a tus necesidades y las de tu familia. Además del plan principal (hospitalario), hay otras opciones como:

La naturaleza flexible de estos planes significa que pueden confeccionarse a la medida de tus necesidades, haciendo la  combinación exacta de cobertura más asequible para ti y tu familia.  Las franquicias de los planes principales y de asistencia ambulatoria ofrecen la oportunidad de reducir la prima, lo que también puedes conseguir con una cuidadosa consideración del área geográfica de cobertura. Por ejemplo, escoger "Todo el mundo excepto los EEUU" en lugar de "Todo el mundo" alterará tu prima significativamente.

Como expatriado, puede ser tentador tratar de mantener los costes bajos optando por confiar en la sanidad local mientras estás en el extranjero. Sin embargo, en caso de caer enfermo, puedes encontrarte con que las opciones de atención médica locales no cubren tus necesidades.

Dependiendo de adónde te traslades y de tus circunstancias particulares, puedes no tener derecho a la sanidad gratuita o subvencionada.  Sin un plan de salud para expatriados, puedes acumular gastos médicos considerables.

Antes de aventurarte al extranjero, es importante que sopeses tus opciones y te asegures de que tienes un seguro médico adecuado en el que puedes confiar.  Tener el plan correcto te dará tranquilidad, sabiendo que tus necesidades médicas y las de tu familia están atendidas.

Un seguro de viaje está diseñado para cubrirte durante viajes de duración limitada. Está orientado a turistas y viajes cortos al extranjero, y ofrece protección contra problemas relacionados con los viajes, como:

  • Cancelaciones
  • Pérdida de equipaje
  • Pérdida de pertenencias personales
  • Tratamiento médico de emergencia

Mucha gente cree que un seguro de viaje convencional proporciona la cobertura adecuada en un país extranjero, pero no es consciente de sus limitaciones.

En cuanto a cobertura médica, el propósito de un seguro de viaje es ofrecer cobertura para tratamiento médico de emergencia a corto plazo, en tu área geográfica de cobertura específica.  Su finalidad es que te recuperes lo suficiente para volver a casa.

Si lo necesitas, el seguro de viaje no te cubrirá tratamiento médico a largo plazo. En este caso, normalmente se espera que vuelvas a tu país y allí continúe el tratamiento una vez que seas médicamente apto para ello. La cobertura termina cuando regresas a tu país de residencia.