Warning: Estás usando un navegador obsoleto. Por favor, cambia a uno más actual como Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

Passports

 

¿Qué es la doble ciudadanía? ¿Es para mí?


26 de noviembre de 2020
¿Qué ocurre si quieres seguir siendo ciudadano de tu país de origen? Aquí es donde la doble ciudadanía podría ser una opción.
La doble ciudadanía, también conocida como doble nacionalidad, permite que una persona sea ciudadana de dos países a la vez. Es importante saber que no todos los países reconocen la doble ciudadanía. Si naciste y vives en uno de los muchos que sí lo hacen, es una opción que tal vez merezca la pena estudiar.

Hay tres formas principales mediante las cuales se puede obtener la doble ciudadanía:

Nacimiento: algunos países, incluido Estados Unidos, conceden la ciudadanía a los niños nacidos en otro país de padres estadounidenses. 

Matrimonio: la doble nacionalidad también se puede conseguir casándote con un ciudadano de otro país. Merece la pena destacar que, en la mayoría de los casos, el cónyuge tiene que esperar varios años y cumplir otros criterios antes de que se le conceda la ciudadanía.

Naturalización: se trata de un proceso para convertirse en ciudadano cuando una persona ha sido residente en otro país durante un tiempo determinado, además de otros criterios que variarán según el país.  

Puedes encontrar una lista completa de países que permiten la doble ciudadanía, pero a continuación enumeramos algunos de los más grandes:

  • Argentina
  • Australia
  • Canadá
  • Costa Rica
  • Francia
  • México
  • España
  • Rusia
  • Reino Unido
  • Estados Unidos

¿Cuáles son las ventajas y desventajas de la doble ciudadanía?

La doble nacionalidad proporciona muchas ventajas, pero también establece obligaciones adicionales que debes respetar para cumplir con la normativa en ambas jurisdicciones. A continuación se muestran algunas de las ventajas de incluirse entre los ciudadanos de más de un país:


Dos pasaportes

Como persona con doble ciudadanía, puedes tener un pasaporte de ambos países. Esto supone una ventaja cuando viajas a estos países o desde los mismos, puesto que puedes evitar largas colas de aduanas e interrogatorios sobre tu visita. También te concede el derecho de entrar en ambos países. Por último, puedes elegir qué pasaporte usar en tus viajes para beneficiarte de los acuerdos que un país tenga con otras naciones. Por ejemplo, si uno de tus pasaportes es de un estado miembro de la UE, puedes viajar libremente a otros estados miembro con él. 


Privilegios

Como ciudadano de dos países, tienes derecho a residir, estudiar y trabajar allí, así como a acceder a los servicios públicos que ambos países ofrecen. También puedes votar y es posible que puedas presentarte a cargos gubernamentales dependiendo de las leyes locales de cada país.


Adquirir una propiedad

Algunos países solo permiten adquirir propiedades a sus ciudadanos. Aunque tal vez hayas vivido en tu nuevo país durante mucho tiempo, es posible que no hayas podido adquirir una casa propia. Tener la doble ciudadanía puede abrir esta opción para ti. 

También hay obligaciones y posibles inconvenientes que debes conocer en relación con el hecho de tener doble ciudadanía.


Complejidad y coste del proceso

Dependiendo de tus circunstancias y del país del que desees ser ciudadano, 

el proceso de naturalización puede resultar complejo, burocrático y caro. Prepárate para tener muchas reuniones, formularios que completar y largas esperas de respuestas. Tal vez valga la pena hablar con un especialista en inmigración profesional para evitar malgastar tiempo y asegurarte de estar siguiendo el procedimiento de forma correcta. 


Impuestos

El tema de los impuestos puede resultar más complicado para ti. Como persona con doble ciudadanía, puede que tengas que pagar impuestos en ambas jurisdicciones. También es posible que debas impuestos a ambos gobiernos. Por ejemplo, Estados Unidos cobra a sus ciudadanos los impuestos obtenidos en cualquier parte del mundo a menos que haya un tratado con un país para evitar esto. Habla con un experto en impuestos para estar al tanto de tus obligaciones.

 

Sometido a las leyes de dos países

Debes cumplir las leyes y regulaciones de ambos países, algo que en ocasiones da lugar a conflictos inesperados. Por ejemplo, si eres ciudadano estadounidense con doble ciudadanía de otro país en el que el servicio militar es obligatorio, puede que pierdas tu nacionalidad estadounidense bajo ciertas circunstancias. Esta es un área compleja y con matices sobre la que un abogado de inmigración puede asesorarte.

Tal como ocurre con cualquier proceso legalmente vinculante, es importante que tengas tanta información como sea posible antes de obtener la doble nacionalidad. 



Mientras tanto, protege tu salud y bienestar mientras vives en tu nuevo país con el seguro médico internacional. Este te permitirá acceder a atención médica privada sin necesidad de ser ciudadano.