Cinco grandes revoluciones transformarán la atención médica en los próximos 20 años  


03 de Julio de 2019
 
Antes de 2040 cirujanos especializados utilizarán robots remotos para operar pacientes en diferentes continentes, los bebés tendrán su ADN secuenciado antes de nacer y los pacientes podrán generar nueva sangre dentro de sus propios cuerpos sin necesidad de donante. Éstas son sólo algunas de las conclusiones de un nuevo informe encargado por la especialista en seguro médico internacional Allianz Care, para prepararse para las necesidades a largo plazo de sus clientes. El informe revela cómo la ciencia médica y la prestación de atención médica se transformarán a nivel global en los próximos 20 años. Allianz Care es la marca de salud internacional de Allianz Partners.

Elaborado por el reconocido futurólogo Ray Hammond, el informe presenta probables desarrollos y tendencias del futuro en la atención médica de aquí a 2040. 

El informe identifica cinco tendencias clave que colectivamente revolucionarán el panorama de la salud. Estas tendencias son medicina personalizada, células madre, nanomedicina, terapia y edición genéticas, y salud digital.

Hablando sobre cómo será la atención médica en 2040, Ray Hammond ha dicho: «La salud es uno de los pocos escenarios en los que todo el mundo se juega algo. Los próximos 20 años presenciarán profundos cambios en la atención médica, eso teniendo en cuenta que la ciencia médica y la prestación de atención médica tienden a ser sectores conservadores, lentos y muy resistentes al cambio. El mercado global anual se estima actualmente en unos 8,1 billones de dólares y se prevé que el gasto global anual llegue a los 18,28 billones en 2040. Teniendo esto en cuenta, tenemos una responsabilidad colectiva con nosotros mismos y con la siguiente generación de determinar cómo será ese cambio y el impacto que tendrá en todos nosotros».


Entre las predicciones clave del informe en 2040 se encuentra lo siguiente:

  • La información médica de las tradicionales revisiones anuales y otras pruebas que anteriormente sólo estaban disponibles en cirugía o en un laboratorio se sustituirán por datos de sensores dentro o alrededor de nuestro cuerpo (incluyendo la ropa y en última instancia la piel o la sangre). Estos datos serán inmediatamente accesibles en tiempo real.
  • Un nuevo campo de «extracción de datos médicos predictivos» proporcionará señales precoces de problemas fisiológicos antes de que la enfermedad se desarrolle. Los médicos tendrán informes en tiempo real las 24 horas sobre el bienestar de sus pacientes y recibirán alertas sobre cualquier cambio en los datos de los pacientes que necesite atención urgente.
  • La medicina de células madre será una herramienta muy poderosa en la medicina general. Por ejemplo, se cultivarán en laboratorios órganos humanos de recambio bajo demanda a partir de células madre, con mínimo riesgo de rechazo.
  • La nanomedicina (en su infancia en 2019) podrá finalmente superar a otras ramas de la ciencia médica, a medida que los científicos creen «medicinas de diseño» que sean mucho más eficaces que las medicinas actuales.
  • Los «chats con inteligencia artificial» equipados con algoritmos capaces de aprender podrán liberar al personal de las salas de emergencia de un gran número de pacientes que acuden con casos no urgentes (dolor de garganta, infección de orina, etc.).
     

«Este informe nos permite anticipar las prestaciones así como los cambios potenciales de este nuevo entorno sanitario, desde la perspectiva del cliente. Queremos estar preparados para esta nueva era, aprovechar las herramientas disponibles para mejorar la salud de los clientes y darles el tipo apropiado de asistencia. Usaremos este informe para identificar ideas y debatir para poder planificar de forma proactiva el futuro.

«Pero es mucho más que eso. Está claro que en el futuro nuestro modelo de negocio necesitará cambiar. Actualmente, uno de los principales fines de los seguros es estar cubierto para lo inesperado. Pero en el futuro, se identificarán los problemas de salud y a menudo se tratarán en el momento de nacer. La salud ya no será una cantidad desconocida. Las primas de los seguros, que solían cubrir sucesos relacionados con la salud que «podrían pasar», podrán evolucionar hacia un fondo para pagar tratamientos relacionados con accidentes inesperados y para acceder a la última tecnología para tratar enfermedades que no pueden tratarse en el momento de nacer.  Los planes de salud serán con toda probabilidad completamente personalizados. Además, a medida que el número de muertes por enfermedades inesperadas o incurables se reduzca, la población crecerá y la gente vivirá más tiempo, el número de personas en el mundo traerá sus propias dificultades en cuanto a garantizar que todo el mundo tenga acceso inmediato a la atención médica. Es aquí donde las herramientas digitales, la robótica y la inteligencia artificial pueden ayudar de verdad. 

«También habrá un cambio significativo sobre dónde se guarda la información médica. Ahora la tienen principalmente los médicos y los hospitales. En el futuro, la gente tendrá un mayor acceso a sus propios datos clínicos a través de tecnología implantada en el cuerpo. Creemos que los clientes del futuro necesitarán asistencia para interpretar esa información y desenvolverse en el sistema sanitario internacional. También querrán información para respaldar decisiones sobre qué médicos ver y dónde encontrarlos.  Nuestro papel será usar nuestra experiencia y nuestra red global para hacer este proceso lo más fácil posible, a la vez que les damos acceso a la atención médica adecuada a los mejores precios».

(EN INGLÉS SOLAMENTE)
Descargar MÁS INFORMACIÓN
Ray Hammond tiene casi 40 años de experiencia escribiendo y hablando sobre las tendencias que darán forma al futuro. Ha recibido la medalla de oro De las Naciones Unidas por sus servicios en futurología en 2010. El alto nivel de acierto de Ray es único en Europa y ahora vive en el futuro que él mismo describió hace casi 40 años. Ahora Ray proporciona conferencias y talleres para empresas, gobiernos y universidades en todo el mundo. Ha participado como conferenciante en la escuela Oxford-Martin de la Universidad de Oxford, en la CASS Business School y la Universidad de Lund. Ray también es miembro electo de la Royal Society of Arts.