Warning: Estás usando un navegador obsoleto. Por favor, cambia a uno más actual como Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

back to office

Consejos para ayudar a que la transición se efectúe sin problemas


30 de septiembre de 2021
 

Desde preocupaciones relacionadas con la salud y la seguridad, ese largo desplazamiento y las habilidades sociales algo oxidadas, tras casi un año y medio trabajando desde casa, es normal que la vuelta a la oficina nos genere inquietud.

Tanto si se siente ansioso como si se siente entusiasmado con la idea, volver a la oficina es una gran transición. Regresar a un entorno laboral prepandémico puede requerir cierta preparación y un cambio de actitud.

Estos son nuestros mejores consejos para que la transición de vuelta a la oficina se efectúe sin problemas.

Conocer la política de vuelta al trabajo de la empresa es un buen punto de partida, así como ponerse en contacto con el departamento de RRHH para estar al tanto de cualquier cambio. De esta forma, estará al día de los protocolos de salud en la oficina en cuanto al uso de mascarillas, el distanciamiento social y las medidas que deben adoptarse en las zonas comunes.
Muchas empresas ahora han establecido modelos de trabajo híbridos. Otras permiten a sus empleados decidir si desean trabajar desde casa de forma permanente o de vez en cuando. Hable con su jefe y explore el abanico de posibles opciones de trabajo que están a su disposición: ya sea seguir trabajando de forma remota unos días a la semana, horas flexibles, empezar más tarde o más temprano para evitar las horas punta en lo referente a los desplazamientos, o incluso trabajar desde casa a tiempo completo. 

Para evitar un aumento de la ansiedad en su primer día de vuelta a la oficina, tómese un tiempo para planificar con antelación. Esto puede ayudarle a aliviar las sensaciones de estrés y miedo que pueda tener. Identifique qué es lo que más ansiedad le causa (por ejemplo, ¿es el hecho de pensar en desplazarse de nuevo o reunirse en grupo?).

Puede practicar desplazamientos de prueba para ver si ha cambiado la duración del trayecto. Para su tranquilidad, pregunte qué precauciones de seguridad establecerá la empresa en relación con las reuniones. Y lo más importante: reserve tiempo personal para después del trabajo (por ejemplo, para realizar un entrenamiento o cenar con amigos). 

Aunque el desplazamiento matutino ahora será más largo que cuando solo tenía que ir de la cama a la mesa de la cocina o a su despacho, no es ningún impedimento para poder disfrutarlo. Cree una lista de reproducción o descargue su podcast favorito si tiene que conducir o, en caso de que use transporte público, dedique ese tiempo a relajarse y recargar pilas.
Hágase a la idea de que su lugar de trabajo se verá diferente, o al menos tendrá esa sensación. Si su oficina ha estado desocupada durante más de un año, puede que sea necesario actualizar su lugar de trabajo. Lleve una planta al trabajo o compre un nuevo marco de fotos para su escritorio. Esto puede contribuir a que se sienta más contento en su lugar de trabajo.
Intente mantener sus hábitos saludables del confinamiento cuando vuelva al ajetreo de la vida “normal”. Salir a dar un paseo diario de al menos 30 minutos es un hábito excelente. ¿Puede ir al trabajo en bicicleta? ¿Puede ir a pie a la estación de tren en lugar de conducir? O quizás puede empezar a usar las escaleras en lugar del ascensor.
Al regresar muchos de nosotros al trabajo, será una criatura sin duda la que más note nuestra ausencia: nuestra mascota. Después de haber pasado tanto tiempo en casa, puede que su mascota lo pase mal al estar separado de usted durante largos períodos de tiempo. Adopte disposiciones para prevenir la ansiedad por separación acostumbrando a su mascota de forma gradual a quedarse sola durante períodos breves de tiempo, así como buscando los recursos necesarios para ella durante la jornada laboral.

Por encima de todo, respetar los límites de sus compañeros de oficina ayudará a facilitar la transición de vuelta a la oficina. Las personas tendrán unos niveles de comodidad diferentes en lo referente a la vuelta al lugar de trabajo, por lo que es importante respetar las preocupaciones de los demás.

Es posible que se presenten desafíos asociados con la vuelta al entorno de trabajo y es normal que sienta cierta inquietud. Sin embargo, con algo de planificación previa, puede hacer que la transición resulte menos dura. 

Si el regreso a la oficina le causa ansiedad, consulte nuestro programa de asistencia al empleado (incluido en la mayoría de planes).