Warning: Estás usando un navegador obsoleto. Por favor, cambia a uno más actual como Chrome, Firefox o Microsoft Edge.

hybrid-work-challenges

 

Cómo cuidar tu vista trabajando desde casa


21 Marzo 2022
 

Si eres una de las muchas personas que ha pasado a trabajar desde casa desde la pandemia de la Covid-19, es posible que tengas la vista cansada.

Uno de los mayores problemas que experimentamos muchos de nosotros en estos momentos desde el cambio al trabajo remoto es la fatiga ocular digital. También conocido como síndrome visual informático, entre los síntomas típicos se incluyen visión borrosa, dolores de cabeza, ojos secos, ojos cansados e incluso dolor en el cuello y los hombros; se debe principalmente a mirar pantallas de ordenadores todo el día.

Estos son nuestros mejores consejos sobre cómo cuidar tu vista mientras trabajas desde casa.

Si trabajas todo el día frente a un ordenador, los expertos recomiendan hacer pausas periódicas siguiendo la regla 20-6-20 (cada 20 minutos, desvía tu centro de atención hacia algo que esté a una distancia de 6 metros durante 20 segundos). 
¿Sabías que tu postura y tus ojos están conectados? Cuando te sientes frente al ordenador, tus pies deberán estar firmes en el suelo y tus muñecas ligeramente elevadas, en lugar de reposar sobre el teclado. Coloca la pantalla ligeramente por debajo de la altura de los ojos, de modo que estos miren hacia abajo, no todo recto o hacia arriba. Los expertos también recomiendan que estés aproximadamente a la distancia de un brazo, o a una distancia de 45 a 63 cm, de la pantalla del ordenador. 
Si fuerzas la vista para leer en la pantalla de tu ordenador, ajusta el tamaño de la fuente. Esto puede reducir tu fatiga ocular. Si hay bastantes probabilidades de que continúes trabajando desde casa en el futuro, podrías considerar la posibilidad de invertir en un monitor más grande.
Elige una ubicación próxima a una ventana para tu oficina para que tengas luz natural suficiente. También podrás hacer pequeñas pausas para mirar por la ventana cada vez que alces la vista de la pantalla del ordenador. 
Los ojos contienen músculos también, que requieren ejercicio diario para mantenerse sanos y fuertes. Si pasas todo el día frente a una pantalla, debes hacer un esfuerzo consciente para realizar ejercicios oculares a intervalos regulares para ayudar a reducir la fatiga ocular. Esto incluye cerrar y abrir los ojos, mirar para arriba e incluso pestañear. Algunos estudios han revelado que las personas que trabajan frente a un ordenador pestañean menos de lo que deberían, lo que puede causar sequedad ocular, irritación y visión reducida. Intenta acostumbrarte a pestañear con regularidad.
La luz azul emitida por las pantallas es dañina para los ojos, especialmente si estás expuesto a ella de forma prolongada. Las gafas para ordenador, también conocidas como gafas de bloqueo de luz azul, se han vuelto populares como una forma de aliviar los efectos de la fatiga ocular digital. Si llevas gafas graduadas, también puedes incluir tecnología de bloqueo de luz azul en tus lentes.
Una dieta saludable juega un importante papel en el mantenimiento de una buena salud ocular. Entre los alimentos que son buenos para los ojos se incluyen vegetales de hoja verde como la espinaca, la berza o el espárrago, así como legumbres, frutos secos y alubias. La vitamina A, que se puede encontrar en los vegetales amarillos y naranjas, incluidas las zanahorias y batatas, también mejora la salud ocular. Frutas como los plátanos, las uvas y los mangos son ricas en vitamina C y otros antioxidantes, que tienden a prevenir las enfermedades oculares. El omega 3 es excelente para la formación de las lágrimas, que alivia la sequedad ocular, por lo que comer salmón u otro pescado de agua fría es bueno para mantener unos ojos saludables. 
Si llevas gafas, asegúrate de que tu prescripción está actualizada y de que las gafas que llevas son adecuadas para el trabajo. Si tus gafas son para ver de lejos, puede que no sean adecuadas para ver texto en una pantalla de ordenador. También es importante programar un examen de la vista con tu óptico u oftalmólogo al menos una vez al año. 
Por último, piensa en cómo puedes crear espacios sin tecnología en determinadas partes de tu casa, como el dormitorio o el cuarto de baño. Si pasas todo el día trabajando frente al ordenador, mirar tus publicaciones en las redes sociales por la noche no le hará ningún favor a tus ojos. Una vez acabes tu trabajo del día, desconéctate de verdad. Lee un buen libro o pasa tiempo de calidad con la familia, sin los dispositivos