Warning: You are using an outdated Browser, Please switch to a more modern browser such as Chrome, Firefox or Microsoft Edge.


Padres primerizos en el extranjero: consejos para superarlo sin apoyo familiar


06 de mayo 2020
 

Si sabe que se va a trasladar mientras espera un hijo o si está planeando tenerlo al poco de llegar al nuevo país, es importante investigar lo que puede esperar en ese importante momento de su vida.

 

Investigue las prestaciones de maternidad para expatriados en su país de destino. Aclare con su empresa qué protocolo de maternidad tendrá como expatriada, si el de su país de origen o el del país de destino. Las prestaciones de maternidad para expatriados pueden variar significativamente según países.

 

Una vez que sepa qué prestaciones de maternidad hay en su país de destino, también tiene que asegurarse de que tiene derecho a ellas. En algunos casos, puede tener que trabajar durante un año en su país de destino, en otros puede no tener derecho a ellas por ser extranjera.

 

Si no tiene acceso a la atención prenatal o no se adapta a sus necesidades, tiene opciones mientras trabaja en el extranjero. Un seguro médico internacional para familias expatriadas puede darle cobertura para el tratamiento de la esterilidad, atención pre y posnatal y partos naturales y con complicaciones. También puede optar por servicios de apoyo como yoga para embarazadas o consultas de lactancia según el plan que elija. Saber que tiene acceso a la mejor atención de maternidad disponible en su país de destino le quitará algo de ansiedad sobre ser madre mientras está lejos de familia y amigos.

 

Ser padre por primera vez mientras usted o su pareja están lidiando con un puesto exigente en el extranjero puede ser complicado. Uno de los aspectos más difíciles de la vida del expatriado es no tener el apoyo familiar y de amigos, especialmente en este momento tan importante. 

Dondequiera que esté en el mundo, es probable que haya alguna forma de apoyo a los padres primerizos que pueda aprovechar. Algunas formas fáciles de encontrar apoyo como padres expatriados incluyen lo siguiente:

 

  • Únase a grupos de familias expatriadas: si está en un destino popular para expatriados es probable que haya grupos de familias expatriadas a los que se puede unir. Conocer a otros padres expatriados es una buena forma de alejar sus preocupaciones o temores sobre ser padre en el extranjero. Otras familias pueden ofrecerle consejo sobre tener un hijo en ese país en particular o las dificultades que ellos han tenido siendo padres en el extranjero.

  • Vaya a clases posnatales: es una estupenda forma de conocer a otros padres. Aunque la mayoría serán en el idioma local, puede haber opciones en otros idiomas si está en una ciudad con muchos expatriados. 

  • Únase a un grupo de juegos, masaje para bebés o clases de natación: conozca a otras madres apuntándose a actividades centradas en los bebés.

  • Busque a padres en las redes sociales: busque «padres primerizos» en Facebook en su zona. Si no funciona, vea si hay algún grupo MeetUp para expatriados o padres que pueda ayudarle a ampliar su red local de apoyo.

  • Organice una visita: si sus amigos o su familia pueden visitarle, intente organizarlo para que lleguen después de tener a su hijo. Asegúrese de que entienden que la visita es para pasar tiempo juntos y conocer al recién llegado más que para visitar su nuevo país. 

  • Programa de asistencia al expatriado: si encuentra particularmente complicado ser padre en el extranjero hable con alguien lo antes posible. Si su seguro médico internacional tiene un programa de asistencia al expatriado debería darle acceso a ayuda profesional fácil y rápidamente.

Aunque no sea lo mismo que tener a sus padres o buenos amigos cerca, buscando un poco puede encontrar apoyo de la comunidad en esta etapa clave de su vida.