Factores de riesgo, síntomas de deshidratación y cómo mantenerse hidratado este verano


07 02, 2018
 
La deshidratación tiene lugar cuando el cuerpo no tiene suficientes fluidos para realizar sus funciones normales. Es especialmente peligrosa en los niños y ancianos, pero cualquiera puede deshidratarse si no toma suficiente agua.

A veces la deshidratación se da por razones simples: No bebe suficiente agua porque está enfermo u ocupado, o porque no tiene acceso a agua potable cuando  está de viaje o de excursión.

Cada persona tiene necesidades diferentes en cuanto al agua, y algunas personas correrán más riesgo de deshidratarse que otras, especialmente aquellas que:

  • Viven en climas cálidos
  • Hacen mucho ejercicio
  • Trabajan o hacen ejercicio en el exterior en climas cálidos
  • Tienen fiebre, cuanta más fiebre mayor riesgo de deshidratación
  • Están sufriendo de diarrea
  • Están sufriendo de vómitos
  • Están embarazadas
  • Son madres lactantes
  • Están intentando perder peso

La deshidratación leve normalmente puede revertirse bebiendo más fluidos, pero la deshidratación severa requiere tratamiento médico inmediato.

La sed no siempre es un indicador fiable de la necesidad de agua en el cuerpo. De hecho muchas personas, especialmente los ancianos, no sienten sed hasta que ya se han deshidratado.

Es muy importante reconocer las señales de deshidratación:

  • Sed extrema
  • Bajo volumen de orina
  • Orinar con menos frecuencia
  • La orina es marrón oscuro
  • Boca seca
  • Somnolencia o fatiga
  • Sed extrema
  • Dolor de cabeza
  • Mareo

Hay muchas ventajas en beber suficiente agua. Para asegurarse de que toma suficiente agua para alcanzar la cantidad diaria necesaria para mantenerse hidratado, intente algunas de las siguientes prácticas:

  • Aumente la ingesta de agua durante las épocas cálidas o cuando esté enfermo
  • Tenga una botella de agua a mano durante el día
  • Si no le gusta el sabor del agua, pruebe a añadirle una rodaja de limón o lima
  • Intente hidratarse antes, durante y después del ejercicio
  • Cuando tenga hambre, beba agua, la sed a menudo se confunde con el hambre
  • Si le resulta difícil acordarse de beber agua, márquese unas pautas para beber. Por ejemplo, beba un pequeño vaso de agua cada hora
  • Cuando salga beba un vaso de agua entre bebidas alcohólicas

Si está en riesgo de deshidratación, no espere hasta notar los síntomas para ponerle remedio. Prevenga la deshidratación activamente bebiendo mucha agua.

Si le preocupa no beber suficiente agua, hable con el médico o un dietista, quienes le ayudarán a determinar la cantidad de agua adecuada para usted.

Si vive o trabaja en el extranjero y necesita seguro internacional de salud, póngase en contacto con Allianz Care para pedir un presupuesto.

Obtenga un presupuesto para seguro internacional de salud para particulares o más información sobre salud y bienestar para empleados, online ahora.